domingo, 22 de agosto de 2010

Mentiras

Son acumulables y canjeables por rabia y dolor, representan la confianza malgastada, y el deterioro de un amor que ante ojos ajenos parecía perfecto.
Las puedes juntar y canjearlas en el Club de la maldad, de esos que mienten por afán, casi por deporte y costumbre, y disfrutan hacerlo. Te inventan fantasías adecuadas a tu imaginación amplia y te hacen creer un mundo idílico, algo que tus ojos jamás verán.
Su cabeza te inventa promesas y juramentos que sabes jamas cumplirá ... Y te vuelves a preguntar que carajos haces en ese lugar cuando en tu vida has predicado Sinceridad, en que caíste que te hiciste víctima de cada uno de esos engaños. 
Te vuelves a preguntar ... ¿ Tan grande es este amor que no me deja continuar? , tratas de entender por que no puedes seguir, por que no logras encontrar respuestas en Él. 
Sea como sea logra justificarlas una a una, y si sus mentiras son acumulables, la tristeza de mi confianza derrochada es aún más grande.
Supongo que hay gente que no nació para amar, de una u otra forma creo que lo que siento es hermoso, incomparable tal vez , pero me tocó entender que no lo es todo. Puedo vivir sin ti y tus migajas de amor.
Sospecho que tu manía de engañar se debe a tu falta de capacidad mental, al no creer en mi y verme débil y sin facultades de enfrentarte, no es así. Entiéndelo.
Costó, pero entendí que el mundo perfecto junto a ti es imposible por mas que así lo quiera, jamás encontraré detalles ni demostraciones amorosas que antaño aparecían, generalmente llegó a la conclusión de que amarte no ha sido lo mejor, si lo más maravilloso que he podido sentir, pero lo más traicionero a la vez. Lo menos agradecido.
Si realmente existiera ese amor que juras sentir, mucho de ti sería diferente, mucho sería mejor. Muchas cosas serían fáciles de cambiar. A fin de cuentas eres Tu mismo quien convencs de que nada es real.


No hay comentarios:

Publicar un comentario